viernes, 20 de abril de 2007

Pedro Guerra-Bolsillos



La industria discográfica pone a veces uno de sus mayores acentos en crear artistas cliché, con actitudes cliché y que conecten con los gustos e incluso con la forma de pensamiento globalizado de la mayoría.

Muy listos no nos deben de considerar estos ejecutivos agresivos (o muy mal estamos haciendo nosotros el papel de consumidores de discos, pirateados o no), cuando la gran mayoría de las músicas con letra que escuchamos por la radio hablan de AMOR. Y no de amor universal, ni a la tierra, ni a nuestro amigo o hermano, sino sencillamente del tan traído amor de parejitas, del “sintinopuedovivir”, del “memueroportushuesosmorena”, del “besamecomomebesasteaquellanoche”; y además de la manera menos original posible.

Supongo que más de un productor considerará que la música sirve para poco más que para bailar o relajarnos después del duro batallar diario o en el mejor de los casos para mejor coger el sueño de las nocturnas horas.

¿No les parece contradictorio? Me explico y pongo un ejemplo con todos mis respetos a Bisbal, al que le deseo larga vida: “bulería bulería, corazón del alma mía!”...pero qué coño es eso? Qué tiene que ver la bulería con el corazón del alma mía? Qué alguien me lo explique! Acaso tiene más sentido hacernos cantar cosas incongruentes o cuando menos políticamente correctas? Acaso no nos representa más hablar de las hipotecas, de nuestra historia, de nuestro sentido del humor y, ¿por qué no? de la inmigración, de la desinformación, del conformismo político de las nuevas generaciones (me incluyo....)??

En medio de todo esta vorágine musical salió hace ya algún tiempo “Bolsillos”, uno de los más interesantes discos de Pedro Guerra. Si pensaban que este artista era sólo ese dulce canario que cantaba tiernamente al amor de maridos de peluqueras...agárrense: Pedro Guerra toma posiciones en este disco en el cual de las 14 canciones 10 son de clara denuncia social: el consumismo, la juventud aletargada de pensamiento crítico, las gustos globalizados, los crímenes de nuestra reciente historia política...

Olé por Pedro: ejemplo donde los haya para la nueva generación de cantautores.

Ah, por cierto! Creo que el single promocional de “Bolsillos” fue precisamente una de las 4 canciones políticamente correctas: “Menguante”. Cosas del mundillo del “artisteo” y de los mass media...supongo.

1.- El circo de la realidad
2.- Canciones
3.- Tendencias
4.- Dios
5.- El hombre blanco
6.- Bolsillos
7.- Topo
8.- Si tu quisieras
9.- Mapa de carreteras
10.- Huesos
11.- Menguante
12.- Maquila
13.- Life vest under your seat
14.- Síndrome de Altamira

Javier Maroto