miércoles, 18 de abril de 2007

Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzman-Señora Azul



Si se me permite, es éste un disco de culto. En gran parte esto es debido a la discontinuidad guadianesca de CRAG como grupo, que, cual ave fénix, acostumbra a resucitar cada diez años o así. Eso sí, solamente en parte, porque la razón de fondo reside en que este grupo nunca ha disfrutado de un éxito mayoritario, aunque, a cambio, constituye uno de esos pocos conjuntos idolatrados por sus seguidores y que, además -misteriosamente- logran en un tris que nuevas generaciones de admiradores les busquen un lugar privilegiado en su corazón. Y yo soy uno de esos.

A casi nadie se le escapa que estos cuatro grandes músicos tomaron como modelo a Crosby, Stills & Nash (& Young). Y tanto es así, que hasta parecen haberse dejado influir en su estética (¿no se parecen los bigotes y patillas de Cánovas a los de Crosby?). Como los anglosajones, los cuatro eran músicos experimentados y muy solventes. Así, Cánovas había tocado la batería con los progresivos Módulos, un grupo buenísimo por cierto; Adolfo, había sido guitarrista y vocalista de Los Iberos; Rodrigo provenía de los míticos Pekenikes; Guzman (junto a Rodrigo) acababa de dejar Solera... Vamos que sabían perfectamente lo que se hacían cuando en 1974 sacan este "señora azul" con la entonces pujante discográfica Hispavox. Sin embargo, como ya he dicho arriba, no obtuvieron un gran éxito (era la época del "Eva María" y de "un rayo de sol") aunque sí unas muy buenas críticas, quizás porque se adelantaron a su época con una propuesta distinta y sobre todo muy inteligente. Por eso, pese a la buena acogida de la crítica, según he leído, acabaron reciclándose como músicos de la banda de Karina.

Estos son los títulos de las canciones:

1.- carrusel
2.- sólo pienso en ti
3.- el río
4.- don Samuel Jazmín
5.- si pudieras ver
6.- nuestro problema
7.- buscando una solución
8.- supremo director
9.- María y Amaranta
10.- el vividor
11.- señora azul

Me gustan mucho las más conocidas: "sólo pienso en ti", una preciosa balada folk cantada y escrita por Rodrigo, o "señora azul" esa canción de la que siempre se ha dicho que era una crítica a la censura franquista, teoría que los miembros de CRAG siempre han tenido que desmentir, porque se trata de una simple crítica a los críticos -valga la redundancia- prepotentes, pero que también es una gran canción -sin más- dónde se destapa, por ejemplo, Cánovas (el batería) con una voz negroide increíble al final de la canción. También hay sitio en este lp para hacer crítica social o mejor, costumbrista, en temas como "don Samuel Jazmín" o "si pudieras ver" o "el vividor". Y luego está ese dulce atrevimiento, dada la época, de "María y Amaranta" sobre una historia de amores lésbicos.

Cuando se habla de este disco a menudo se alaban las canciones, como yo acabo de hacer, pero también es costumbre obviar el trabajo del muy popular entonces Rafael Trabucchelli, productor y director musical del proyecto. Los arreglos y la producción son excelentes y muy variados. Desde el saltarín sintetizador del primer tema, o el elegante arreglo de cuerdas de "sólo pienso en ti", pasando por xilófonos, pianos, guitarras slide o los triunfales vientos de "señora azul" la paleta sonora resulta variada y muy bien traída, según yo lo veo. Trabucchelli fue un productor fundamental en la música de nuestro país -responsabilidad suya fue el éxito del "himno a la alegría" que cantó Miguel Ríos- especialmente en la década de 1965-1975, fraguando en los estudios de la compañía Hispavox en Madrid, lo que se dió en llamar el "sonido Torrelaguna" (por la calle en que estaban situados, cerquita de casa de mis padres por cierto, yo siempre miraba el edificio de Hispavox con una mezcla de miedo y respeto total) o "sonido Trabucchelli", para lo cual se ayudó de músicos de la talla de Waldo de los Ríos.

Para acabar, me gustaría cerrar este capítulo musical con una referencia a lo que en mi opinión es posiblemente lo mejor del disco. A saber, el gran talento y el buen gusto demostrado a lo largo de toda la grabación por Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán en los arreglos vocales y por supuesto en la interpretación de los mismos. "don Samuel Jazmín" o "señora azul" sirven de ilustración a lo que digo. Qué pena que cosas así ya no se hagan en este país.

abuineitor

2 comentarios:

Efímera dijo...

Pa´ morirme los adoroooooo.Tienes razón qué pena que ya no sehagan cosas así. Guzmán después formó un grupo bastante simpático llamado Cádilac.
Saludos.

abuineitor dijo...

gracias por tu mensaje. Yo escuché una vez a Cadillac en directo, debió ser en las fiestas de San Isidro de Madrid, hace la tira de años.

CRAG también han hecho más discos después de éste; en próximas entradas hablaré también de ellos.

saludos