miércoles, 30 de mayo de 2007

Esteban Valdivieso-Poetas de todas las Al-Andalus




Esteban Valdivieso es un cantautor de corte clásico, y al referirme a él como clásico quiero decir que forma parte de esa generación de cantautores que nos acercó a los grandes poetas, que nos dio a conocer la poesía mediante la música. De aquellos que siempre han sabido demostrar, con el único acompañamiento de su guitarra, la importancia de las canciones.

Este artista tiene una larga trayectoria como autor y como músico, o quizá debería decir como trovador. Sus inicios están relacionados con la aparición de un movimiento cultural que se desarrolló en Andalucía durante los años 70 y que se llamó “Manifiesto Canción del Sur” con cuna en Granada. De allí surgieron grandes autores, pero pocos nombres saltaron a la popularidad, y aquel movimiento, como otros similares en otras comunidades autónomas, se dispersó y acabó desapareciendo. Algunos de aquellos artistas siguieron trabajando y luchando por sus canciones, sin ningún tipo de apoyo y probablemente con todos los impedimentos del mundo. Sólo Carlos Cano, de todos los cantautores relacionados con aquella corriente, se vio reconocido públicamente.

Esteban Valdivieso es uno de los autores que participó de aquel movimiento y que no se rindió, prueba de ello es que ha sido uno de los artistas mas representados en la recopilación “La Palabra Más Tuya” que la Fundación Autor publicó en 2006, donde se incluyen 10 canciones suyas, algunas de ellas interpretadas por Aurora Moreno y por Carlos Cano. Pero ha sido en estos últimos años cuando se ha embarcado en la aventura de editar discos en solitario, el primero en 1998: “Fumar en Berlín”, el segundo en 2000: “Estabas tu en el humo” y el tercero en 2006: “Poetas de todas las Al-Andalus”.

Comentaré este último trabajo por ser el más reciente. Pero antes que nada tengo que pararme en la presentación del disco, por lo especial de su diseño, ya que además de muy cuidado, es muy particular. Al abrir la carpeta, lo que se encuentra es una celosía interior troquelada, muy al estilo andaluz. A través de ella se accede al CD, parece como una invitación, como la puerta que hay que abrir para entrar en ese mundo, algo mágico, de Al-Andalus.

Podría hablar de la riqueza instrumental y de la categoría de los músicos que han colaborado en la grabación del disco, y de la calidad de la música, compuesta en su totalidad por Valdivieso, pero no me quedaría espacio para hablar de las canciones.

1. Será porque ya vengo de vuelta
2. Mansiones de Andalucía
3. Lupe
4. Coplas de la niña que le costaba mucho trabajo nacer
5. La primavera besaba
6. Sorpresa
7. Canción A veces
8. Vuelvo al Sur
9. Moaxaca “Paraiso”
10. Nana a Elena y Luis Esteban
11. Esta ciudad
12. Noche canalla
13. Cuantas noches vencí a la luna
14. Quisiera estar sólo en el Sur
15. Happy Ending

En este trabajo Esteban Valdivieso ha optado por incorporar canciones basadas en textos de poetas o escritores que, en algún momento de la historia, han llegado a representar a las tierras de Al-Andalus. Creo que las canciones incluidas en el CD son una muestra de que la poesía y la música son capaces de atravesar las barreras del tiempo y las culturas. Así, encontramos textos de poetas andalusíes del siglo XIV, de los grandes poetas contemporáneos: Federico García Lorca, Antonio Machado, Luis Cernuda, Gil de Biedma, y también de poetas granadinos actuales, algunos de los cuales han sido creadores de lo que se ha venido en llamar “La Otra Sentimentalidad”, como Alvaro Salvador, Javier Egea, Luis García Montero. Por supuesto también se añaden canciones compuestas por el propio autor, y haciendo un guiño hacia otros sures, incluye su interpretación de “Vuelvo al Sur” (letra de Pino Solana y música de Astor Piazzolla).

No sabría que canciones destacar de este trabajo, pero si diré que una de mis preferidas es la que inicia el CD, “Será porque ya vengo de vuelta” con letra de Alvaro Salvador:
“Será porque ya vengo de vuelta……..Será porque los años no pasaron en vano y dejaron su carga de sabia perspectiva limando la vehemencia pero no la ilusión..”

Tampoco quiero dejar de hablar de una canción basada en un poema precioso de Javier Egea, “Noche canalla”, en la que se refleja, como en gran parte de los escritos de este poeta granadino, la búsqueda de la esperanza y de la ternura en contra de la soledad y de la crudeza de la realidad. Este texto acompañado de la música y de la voz de Esteban Valdivieso me parece inmejorable y quiero terminar con algunos de sus versos:

“Yo no sé si la quise pero andaba conmigo
me guiaba su risa por la ciudad tan gris.
Ella tenía en su boca colinas de Ketama
Y el cielo de sus ojos me pintaba de añil.

A pesar de sus ojos he salido a la calle,
a pesar de sus ojos me ha tocado vivir.
En un barrio de muertos me trajeron al mundo.
Esta noche canalla no respondo de mi.”


María Gracia Correa